¿Cómo hacer la medición y el bocetado de tu propia casa?

planos con distribución de una vivienda

Son muchos los clientes que me llaman y me cuentan en una primera llamada, la idea de lo que quieren hacer en casa, me explican cómo son sus espacios. Lo cierto es que cuando hablo con ellos pido toda la información posible para hacerme una idea aproximada del espacio.

Finalmente tras la conversación siempre agendamos una visita para poder ir a la vivienda y ver el espacio in situ. (Siempre y cuando coincidan con el área donde trabajo)

Pero ¿qué pasa si el interiorista está en otro lugar y no se puede gestionar esa primera visita? Si te has decidido a hacer un proyecto online o simplemente quieres pedir un presupuesto inicial sin condicionar el tiempo de la otra persona?  Hoy vamos a plantear los pasos a seguir para hacer un croquis y una medición para que puedas hacer la toma de datos que ayude al interiorista a entender tu vivienda.

Perspectiva 3d de uno de nuestros proyectos

Primeros pasos

En una medición lo primero que debes hacer es mirar bien el espacio en el que quieres intervenir, toma tu tiempo para mirar bien y ubicarte en el espacio. Una vez tienes esto tocará hacer un boceto del espacio sobre el que anotaras las medidas.

1. Empieza con el croquis 

Empieza a trazar  la forma que tiene tu casa, si vas ha hacer la reforma de la cocina y el salón tendrás que dibujar ambos. No te olvides de ubicar la estructura; pilares, vigas, puertas y ventanas. También ayuda a marcar el sentido de apertura de las puertas y saber si las ventanas son correderas o abatibles. Un dato que ayudará al profesional es el marcar dónde están las bajantes del edificio.


Con_sejo: si no tienes buena mano alzada, utiliza papel de cuadrícula para ayudarte a darle proporción y hacer un dibujo con líneas más rectas.

2. Medición

Una vez dibujado el contorno del espacio y marcada la estructura y ventanas llega la hora de medir. Haremos medidas totales como largos y anchos y parciales midiendo cada pared que compone el perímetro del espacio. Con el ancho y el largo de cada estancia tendrás medidas generales y luego las parciales para medir huecos de ventanas y puertas, medida de pilares…. saca la medida desde la pared más próxima. 

Una medida que siempre se suele olvidar si no estás acostumbrado a esto, es la altura, para calcular el derribo o el alicatado de una superficie se necesita la altura, así no te olvides de la tercera dimensión.

chica midiendo en obra
Medición de obra

¿ Qué pasa si mi planta no es rectangular o cuadrada, si no es regular?? 

Aquí te va a tocar sacar una pequeña triangulación para ubicar las paredes que sean irregulares y no estén a 90º. Consiste en sacar la medida desde varios puntos tomando diferentes referencias. Como si dibujases un triángulo.

Con_sejo: Si has decidido hacer una reforma completa y quieres medir toda tu casa y no estás acostumbrado, ni familiarizado con la realización de un plano, piensa en dibujar las estancias de una en una y medirlas.

Luego puedes pasar el dibujo a limpio y hacer el plano completo si quieres una visión global del mismo.

El bocetado

Una vez tienes el plano y ya te has decido a emprender la reforma por tu cuenta, tienes que pensar en el diseño del espacio. Qué necesidades tienes para buscar la distribución que mejor se adapte a ti, a tu familia y tu estilo de vida.

1. Estudio del espacio 

Antes de ponernos a pensar dónde y cómo vamos a poner la mesa, debemos pensar en el espacio general. Para ello con el plano dibujado y en limpio empieza a marcar dónde colocarías los diferentes espacios que necesitas. Piensa en la proporción del espacio en relación al uso que le vas a dar y según como se relacione con el espacio más próximo. Ejemplo cocina y salón. Habitación y baño… 

Esta debería ser la parte más costosa en tiempo, ya que es la base para el desarrollo del proyecto. 

maqueta de una vivienda, donde se puede ver una habitación y cama pequeña
Esquema de espacios para uno de nuestros proyectos

Con_sejo: saca varias copias del dibujo que has realizado anteriormente. Sobre este ya puedes ir trazando a mano alzada los usos y hacer anotaciones para ver diferentes opciones. Esto hará que puedas comparar y elegir la más viable para ti.

2. Definición pormenorizada del espacio

Una vez tenemos claro cuál es la proporción y el espacio que vamos a darle a cada estancia es hora de pensar en ese área concreta y definirla al detalle. Piensa que mobiliario necesitas para poder dibujarlo y no dejar nada al azar.

Con_sejo: piensa en la proporción del espacio destinado a cada uso y en el tamaño de mobiliario que quieres colocar. Puede que tengas en mente una tv de x pulgadas o un sillón muy ancho que condicione el espacio que has creado, puede que te toque buscar un mobiliario más acorde al espacio de tu vivienda.

catálogos con manos pasando páginas
Definimos los espacios con color, materiales, mobiliario…

Papel y lápiz

Ahora tienes más información sobre cómo crear un plano, solo necesitas papel, lápiz y un metro. Es cuestión de ponerse e ir probando, no es un trabajo difícil y puede resultar muy divertido, puedes aprovechar el momento para que la familia se implique y pasar un buen rato con tu pareja o hijos. 

Si eres de la nueva escuela y te gustan las tecnologías también hay algunas aplicaciones que te pueden ayudar con el dibujo de tu plano, algunas que puedes encontrar son Homestyler o Planner 5D. ¡Esperemos que te sea de ayuda!

Un saludo y buen día